Páginas

sábado, 9 de junio de 2012

Blancanieves y la leyenda del cazador

La nueva película de Rupert Sanders protagonizada por Kristen Stewart, Charlize Theron y y Chris Hemsworth es una paupérrima mezcla de productos cinematográficos envasados al vacío.

Cojan una cuarta parte del Señor de los Anillos con sus enanos malhumorados, otra cuarta parte de las Crónicas de Narnia, añadiéndole una cabra gigante con cuernos de Abeto, mezclen con una dosis generosa de aventura épica con continuos parones y un Thor que ahora usa un espadón en lugar de un martillo, metan un poco de Monster para desfigurar a la hermosa Charlize Theron y finalmente para la traca final viertan unos cuantos cubos ardientes de Juana de Arco y ya tienen la nueva Blancanieves.

Una película que transmite la sensación de que nos van a contar algo nuevo y sensacional pero que al final se queda en mera pirotecnia de mercadeo y que además defrauda ya que Blancanieves (Snow White) es uno de los cuentos de hadas de la tradición alemana que establece las bases narrativas para lo que más adelante será la eclosión en el siglo XX de la literatura fantástica y sin embargo, lejos de sentar cátedra en una narración lo suficientemente autosostenible, los guionistas se ven forzados a inspirarse en obras posteriores, lo cual es un claro ejemplo de insolvencia creativa.

Aburrida y larga, con apenas nada original en su metraje, los personajes deambulan delante de la cámara sin saber a dónde van, como clichés atormentados por un guión que no ha sabido sacar frutos de uno de los cuentos de hadas más asombrosos de la literatura cuya versión de los hermanos Grimm, Jacob y Wilhem, ambos bibliotecarios, sigue estando en nuestros recuerdos de la infancia con elementos que ya son iconos de la literatura infantil: la manzana, blancanieves en esa urna de cristal dormida, los siete enanitos, el espejo mágico y la bruja malvada.

Los hermanos Grimm, siguiendo la tradición de Charles Perrault, supieron transcribir y preservar multitud de historias de nuestro acervo colectivo como son Blancanieves, Rapunzel, la Cenicienta, Pulgarcito, Juan con Suerte, Caperucita Roja, Barba Azul y Hansel y Gretel.

Lo hicieron mediante recuerdos de su propia infancia o bien interrogando a amigos o a la hija del farmaceútico Wild que tenía una asombrosa memoria, pero siempre tratando de preservar no solo la trama original de los cuentos (muchos de ellos con un claro componente medieval) sino también el tono.

En definitiva, una pobre y aburrida versión de Blancanieves no muy recomendable salvo si no se tiene nada mejor que hacer, con una puesta en escena de portentosa factura, llena de efectos especiales y caracterizaciones copiados de otras películas, con un metraje excesivo que no ofrece al espectador ningún dilema con el que entretenerse y con evidentes parones de ritmo que desmerecen esta nueva versión del clásico cuento. 

2 comentarios:

  1. BLANCANIEVES ES MI PRINCESA FAVORITA!

    ResponderEliminar
  2. YO CONOZCO ESTAS BLANCANIEVES Y ESTAS MALVADAS MADRASTRAS DE BLANCANIEVES:
    LILY COLLINS Y JULIA ROBERTS(2012).
    ELIZABETH MCGOVERN Y VANESSA REDGRAVE(1984).
    KRISTEN STEWART Y CHARLIZE THERON(2012).
    TARYN DAVIS,MONICA KEENA Y SIGOURNEY WEAVER(1997).
    KRISTIN KREUK Y MIRANDA RICHARDSON(2001).
    DIANA RIGG,NICOLA STAPLETON Y SARAH PATTERSON(1987).
    DISNEY(1937).
    JETLAG PRODUCTIONS Y GOODTIMES ENTERTAINMENT(1995).

    ResponderEliminar

Por favor nos interesa tu opinión...