Páginas

sábado, 11 de febrero de 2012

Wert suprime la asignatura "Educación para la ciudadanía"

El Ministro de Educación, José Ignacio Wert, ha decidido suprimir la asignatura Educación para la ciudadanía por una serie de motivos nada claros que ha expresado en una entrevista en la cadena ser. El ministro se ampara en unas citas que dice haber tomado de un libro de texto de la asignatura y que salen de un ensayo de Akal. El libro lo puedes encontrar aquí.

La concepción curricular de esta asignatura se basa en los siguientes párrafos y aquí cito el texto según lo que está escrito en el Decreto 22/2007 y que es lo que debería de importarle al Ministro, no lo que un autor particular pueda escribir en un libro ya que eso son opiniones, cito aquí un extracto de la ley (decreto), pero se puede leer entero en el original:

Al Ministro parece que no le gusta que los ciudadanos
participen en la democracia.
"Las democracias modernas no pueden depender exclusivamente de un sistema jurídico garantista y de las demás instituciones que conforman un Estado de Derecho, por muy importante que todo esto pueda ser. Es fundamental que sus ciudadanos respalden activamente sus instituciones y ejerzan sus derechos no sólo pasivamente, mediante su voto, sino activamente, participando en los debates públicos, informándose y exigiendo las responsabilidades que en algún caso, haya lugar."

Vaya parece que es verdad que se trata de un texto diabólico y que da pie al adoctrinamiento. Que yo sepa este texto lo único que dice es que los ciudadanos deberían poder participar más en la democracia. Saquen conclusiones.

Incluyo otro texto importante:

"...el área pretende el desarrollo de los alumnos como personas dignas e íntegras, lo que exige reforzar la autonomía, la autoestima y el afán de superación, y favorecer el espíritu crítico para ayudar a la construcción de proyectos personales de vida. También se contribuye a mejorar las relaciones interpersonales en la medida en que el área favorece la utilización sistemática del diálogo".

Creo que es REALMENTE PREOCUPANTE lo que dice esta LEY. ¿Desarrollar el espíritu crítico? ¿A quién se le habrá ocurrido semejante estupidez y barbaridad?. ¿Reforzar la autoestima? ¡Vaya ideas!

Bueno en serio, es preocupante que se quieran cambiar cosas así, sin ningún argumento de verdad. Lo voy a poner en letras grandes para que el Ministro si pasa por aquí lo lea y reflexione:

"Se contribuye a mejorar las relaciones interpersonales en la medida en que el área favorece la utilización sistemática del diálogo"

Siguiente texto. Voy a poner algunos de los objetivos para ver si realmente se trata de un texto manipulador y horriblemente diabólico:

"Objetivos

1. Desarrollar el autoconocimiento y el afán de superación.
2. Desarrollar la autoestima y la afectividad en sus relaciones con los demás, así como una actitud contraria a la violencia, los estereotipos y prejuicios.
3. Mostrar respeto por las costumbres y modos de vida de poblaciones distintas a la propia en lo que tengan de enriquecedor.
4. Conocer y apreciar los valores y normas de convivencia y aprender a obrar de acuerdo con ellas.
5. Identificar y rechazar situaciones de quiebra de la convivencia y aprender a obrar de acuerdo a ellas.
6. Desarrollar habilidades emocionales, comunicativas y sociales para actuar con autonomía en la vida cotidiana y participar activamente en las relaciones de grupo, mostrando actitudes generosas y constructivas.
7. Reconocer algunos de los derechos humanos... etc."

Sin comentarios.

La ley además, en el bloque 3 habla del "derecho y el deber de participar. Los cauces de participación". Esto es curioso porque muy pocas veces se oye a los responsables políticos animando a la gente a participar en su democracia, más bien lo contrario. A la clase política y dirigente no le suele hacer mucha gracia que la gente común se meta a opinar.

Lean el texto entero de la ley y saquen sus propias conclusiones. Desde luego yo aquí no veo ningún tipo de adoctrinamiento ni nada que sea de tipo político ni similar, si no más bien pautas bastante respetables y objetivos en concordancia con la libertad de expresión y la democracia.

Pero parece que hay gente que esto no le gusta. Una vez más, los políticos se dedican a servir a intereses minoritarios y oscuros (si no qué interés tiene esto o para qué se hace?), derrochando el dinero público en tonterías, en lugar de preocuparse por las cosas verdaderamente importantes y que hacen que un país funcione de verdad.

Lo único que me ha gustado de la entrevista es que parece que va a consultar con la comunidad educativa si aprueban esta medida o no, pero por lo demás, me parece que:

a) Trata de desviar la atención de las cosas importantes: la calidad, los recursos, el número de plazas, la formación del profesorado, las instalaciones, los programas de educación especial, refuerzos, becas de comedor, dedicación de los padres a la educación de los hijos, actualización tecnológica, flexibilidad del curriculum, desarrollo de iniciativas educativas, etc. Podemos debatir si son o no importantes por supuesto.

b) Introducir cambios que es posible (no lo sé) que respondan más a intereses de grupos de presión como son partidos políticos, colectivos religiosos ávidos de conservadurismo, poderes económicos de tendencia neoliberal que quieran defender determinadas doctrinas económicas, grupos editoriales que tengan intereses económicos en la Educación (es un gran negocio) y quién sabe quién estará realmente detrás de todos estos cambios. ¿? Pero esto es my difícil demostrarlo y lo deberían hacer los periodistas de investigación que es su trabajo. No un blogger.

c) Se introducen elementos ideológicos y partidistas en la Educación, lo que considero un grave error y que no enriquece el sistema si no al contrario, lo perjudica y mucho, rebajando la calidad de la educación.

La ley es muy clara con lo que pretende esta asignatura y NO TIENE NADA DE ADOCTRINANTE, sólo hay que leer los objetivos y los correspondientes bloques. Otra cosa es lo que las personas hagan con las leyes (manipularlas para favorecer tesis propias). Leánla y si encuentran motivos para cambiarla arguméntelos por favor con razones objetivas, pero dejen de decir tonteríasy gastar tiempo y dinero (de todos) en actividades futiles que no conducen a ningún lugar.

Actualización 11/02/2012:

Amnistía ultima un informe sobre la forma en que Ciudadanía se imparte en España. "Hemos detectado algunas deficiencias, como una insuficiente carga lectiva y falta de formación de los profesores, además de ausencia de seguimiento de los resultados", adelanta a Público Carlos Sanguino. El problema no ha estado donde el Gobierno lo ha situado: en la supuesta conflictividad generada por la asignatura. "El debate ha estado en la calle, en los tribunales, en los medios, pero no en la comunidad educativa. No hemos detectado problemas de ese tipo", señala Sanguino.


Amnistía está "atenta" a las posibles modificaciones de la asignatura, tal y como anunció el ministro de Educación, José Ignacio Wert. "El nombre no importa, da igual si se llama Educación para la Ciudadanía o Educación Cívica y Constitucional. Lo inexcusable es respetar los contenidos sobre derechos humanos. Y no porque sí. España ha firmado múltiples compromisos y la ONU, el Consejo de Europa y hasta el Parlamento Europeo recomiendan la educación en valores", señala Sanguino, que ni siquiera presta atención ni da relevancia al movimiento de objeción a la asignatura, alentado por sectores de la Iglesia. "Sobre eso no hay debate, no hay tema. Está completamente zanjado. Siempre hay opiniones sobre todo, pero está asumido que hay que educar en valores", señala Sanguino.



lunes, 6 de febrero de 2012

Análisis del discurso de Carme Chacón

El discurso del Carme Chacón en el 38º Congreso del PSOE ha sido un discurso con un comienzo precipitado, poco convincente y algo incoherente en los primeros minutos.

Chacón utiliza un tono de voz inicialmente poco adecuado, a veces particularmente algo exagerado generando altibajos voluntarios tratando de hablar en algunos momentos con un tono intimista que sin embargo no transmite cercanía. Chacón utiliza algunas muletillas como por ejemplo "alto y claro" que repite a lo largo del discurso.

El tipo de discurso utilizado es típico de los mítines políticos. En algunas ocasiones roza un tono fanático, muy entregado, pero sin llegar a generar episodios colectivos de gran entusiasmo que es lo que este tipo de discursos politicos buscan generar para ganar el apoyo de la audiencia. Eso lo hacía muy bien Felipe González.

Chacón "leyendo" su discurso en un claro error de oratoria.
El gesto de Carme es serio, algo rígido, podríamos decir que indignada. En algunos momentos parece nerviosa e incluso le tiembla la voz, llegando a cometer algunos errores al pronunciar ciertas palabras que denotan su nerviosismo. Chacón despierta aplausos, pero en general da la sensación de que no termina de entusiasmar en exceso y los aplausos se quedan a medio camino del gran éxito esperado.

En algunos momentos, su discurso es vacío, generalista, de mítin machacón, repetitivo, sin tocar la fibra, con muchos lugares comunes que no sorprenden ya a nadie. A veces incluso da la sensación de estar poco conectado con la realidad haciéndose repetitivo.

Durante muchos minutos mira los papeles, los lee, perdiendo credibilidad y desconectándose de la audiencia, con la mirada hacia abajo, algo perdida y poco convincente. Chacón Utiliza el dedo índice en señal de advertencia como hacía Aznar, a veces emplea el puño cuando quiere hacer gran énfasis sobre una determinada idea: ¿Un gesto socialista?

Hacia el minuto 12, el discurso se eleva notablemente, y creo que es en ese momento cuando mejor lo hace y se gana a la audiencia mostrando una convicción absoluta y un minuto de gran aceptación y fluidez oratoria. Es entonces, cuando coge ritmo, va ganando puntos y es ahí donde ataca al PP. Se mete con el partido con todo lo que ha hecho hasta ahora.

En su ataque al PP se crece y brilla como gran comunicadora. También lo hace en el minuto 35 cuando habla del laicismo. Son los dos mejores momentos de su discurso. Sin embargo, esos momentos de brillantez no le duran mucho y vuelve a su estilo repetitivo, de manual, casi robótico, sin ser capaz de generar ese lazo invisible que hace que la audiencia se emocione de verdad. Algo que solo los grandes comunicadores logran conseguir.

Más adelante, no obstante, en el minuto 30 comete una serie de errores de principiante restándole claridad y fuerza al discurso. Bajando enormemente su tono, e incluso rozando el aburrimiento que es lo peor que puede pasar en un discurso (peor que perder la credibilidad). Parece incluso que repite una lista de puntos a veces sin un excesivo entusiasmo, como si no tuviera del todo interiorizado lo que está transmitiendo, como si tuviera la obligación de contarlo por rellenar el tiempo. Grave error.

En conclusión, y tal y como comento en mi libro "Aprender a hablar en público", todos podemos aprender a realizar un discurso, pero pocos pueden hacerlo realmente bien. A Chacón, le ha fallado la expresión no verbal, la convicción interna, la capacidad comunicativa, la empatía, ha estado muy seria en general, no ha sido lo suficientemente convincente, ha manejado mal las pausas, se ha deconectado muchas veces de la audiencia, se ha mostrado "fría" y distante, ha repetido listas de forma machacona, ha seguido un guión demasiado lógico prefabricado y no ha introducido elementos de fluidez, interpretación e improvisación que generan sinceridad y entusiasmo.

Las claves de la oratoria son sencillas pero no perdonan errores. En este caso Carme Chacón ha cometido varios errores que no ha sido capaz de remontar y aunque muestra ya una gran fluidez en la ejecución fruto de la experiencia le faltan elementos que a mi juicio son imprescindibles para brillar como oradora y que sus asesores no han sabido ni manejar ni identificar costándole la candidatura.

El resultado ha sido en conjunto algo tedioso y repetitivo, sin llegar a brillar como comunicadora, sin ser capaz de establecer un vínculo más "íntimo" con la audiencia y por ello seguramente ha perdido la oportunidad de su vida, aunque nunca se sabe, tal vez se vuelva a presentar alguna vez...



domingo, 5 de febrero de 2012

Los descendientes

Los descendientes título pésimo para una película muy interesante mezcla de drama familiar y cierto toque de humor irónico, es un film sobrevalorado por la crítica que sin embargo, se ve muy bien y le llena a uno, como todo aquel cine que trata con sentimientos verdaderos que a veces las grandes producciones dejan a un lado en un gran error. La película es buena y te hace sentir bien por el tratamiento que hace de la vida familiar, pero no es una obra maestra ni nada parecido como algunos críticos la describen.


Los descendientes trata de la vida familiar de un padre y sus dos hijas en un momento en donde la madre permanece en coma en un hospital. Es un guión muy sencillo y cotidiano, que está tratado con humanismo, bastante humor fino y efectividad sin aburrir ni tampoco pasarse en ser demasiado sentimentalista.

Las interpretaciones son correctas, pero tampoco me han parecido nada del otro mundo, a excepción de Shailene Woodley que está fabulosa en su papel de hija fuerte cabreada con las ideas claras y a veces más adulta que su propio padre. Todo una demostración de talento y ojo, atentos al futuro artístico de esta chica que promete.

Es una película de Alexander Payne al que le gusta el cine con "contenido humano" y ya lo demostró en la estupenda película "entre copas", en mi opinión bastante superior a ésta ya que tiene mayor trasfondo y una cierta elaboración más compleja.

Si nos metemos más a fondo con el guión que sí es bastante inferior a entre copas, hay un cierto bajón en el último tercio de la película que se salva gracias a un par de escenas bastante buenas.


George Clooney (Kentucky, 1961) encantador como siempre, con esa capacidad envidiable que tiene de gustar tanto a hombres y mujeres, al mismo tiempo que es capaz de aparentar ser un tipo normal. Como única pega que hay que ponerle es que no tiene ni idea de correr, aunque eso no importa aquí. Lo que más me gustó de su papel es que lo acepta todo con una tranquilidad y un autodominio descomunal y eso, creo, que es lo que hace interesante el personaje.

Clooney es un actor verdaderamente efectivo por su honestidad y transparencia, aunque le ocurre como le pasó a Bruce Willis o a Harrison Ford, son actores que siempre hacen de sí mismos, lo que ocurre es que gustan tanto que al público no le importa. Harrison Ford no ha conseguido hacer un papel diferente de sí mismo, siempre hace lo mismo con pequeñas variaciones, pero Bruce Willis sí lo consiguió en la película el sexto sentido, demostrando que el actor es un recurso en manos del director para hacer una película y no al revés.

Vayan a verla que está muy bien.

@simonfilmok