Páginas

miércoles, 3 de agosto de 2011

¿Esto es la democracia?

Ayer la policía desalojó la emblemática Puerta del Sol de Madrid en donde había un campamento de indignados que informaba a los ciudadanos. Mucha gente ha criticado ese campamento por la imagen de suciedad, cutrerío e incluso por el hecho de que parte de los que allí estaban eran indigentes. Sí, es verdad, no es una imagen de glamour y lujo. ¿Acaso un parado puede permitirse lujos? La pregunta es ¿Por qué en un país como España hay tantos indigentes? ¿Tal vez porque estamos construyendo una sociedad que excluye en lugar de incluir? Una vez más: ¿por qué tenemos la tasa de paro más alta de Europa? Ahora ronda los 4,9 millones de personas... intolerable. Ver algunas causas.

Mariano Rajoy: ¿Tienes alguna idea para acabar con este problema?

Rubalcaba: ¿Qué propones para acabar o disminuir el paro? Aguirre: Tantos años en el poder... ¿Y por qué no has hecho nada para disminuir el paro? Zapatero: No te he oído ni una sola propuesta para disminuir el paro. Ni UNA.

Con todos mis respetos señoras y señores... ¿No será que estáis a otra cosa? ¿No será que os importa un pito?

La imagen que está dando España como país es lamentable. Eso sí. Recibiremos al papa antes de limpiar nuestra propia casa. La visita del papa ya se plantea abiertamente como un negocio y no sé por qué me recuerda al Congreso Eucarístico de Barcelona de 1952, vamos... que la Iglesia todavía es un poder en esta sociedad. Un poder que mueve mucho dinero e influencia.

Los políticos no son capaces de conectar con los ciudadanos y cada vez demuestran más vivir en una realidad paralela, muy lejos de la realidad de la persona de a pie. Y aquí viene el gran problema. Los políticos viven sumergidos en un entramado de intereses neoliberales. Un juego de favores y dinero en donde los ciudadanos somos una variable insignificante. Un grano en el culo si sales a la calle o haces acampadas y una oveja dócil si te quedas en casa viendo telebasura.

La sociedad y el mundo han sufrido una evolución exponencial en los últimos 20 años. Nunca ha habido tantos cambios sociales, tecnológicos y económicos. Sin embargo, muchos políticos siguen aplicando esquemas de hace 30 años. Se equivocan. No funciona la receta de hace 30 años en el mundo de hoy. Ver aquí una lista de cambios en el siglo XXI.

Se equivocan de lleno al negar a las personas que conforman un país a participar en sus asuntos. Se equivocan al tener solo como interlocutores a los poderes financieros. Se equivocan cien por cien al basar la vida de un país en solo su economía y ese error les va a salir caro.

Los políticos y sus socios financieros han creado un contexto en donde tu futuro depende de un índice que casi nadie sabe cómo se calcula y muchos menos tienen ni siquiera un remoto control sobre ello. Me refiero a la prima de riesgo que pone en peligro constantemente toda la economía. Ahora acaba de sobrepasar los 400 puntos básicos y va a peor, así que no nos extrañe si tienen que rescatar a España. ¿Rescatarla de quién?

Sin embargo, no lo olvidemos, la deuda ha sido generada por políticos a todos los niveles del Estado, incluyendo Ayuntamientos y muy especialmente el Ayuntamiento de Madrid con Gallardón a la cabeza del déficit público. Los políticos han actuado irresponsable e impunemente durante años dando pelotazos y arruinando la economía y ahora es el ciudadano el que tiene que pagar. Incluso se atreven a echar la culpa a los funcionarios.

¿Qué se puede hacer? Hay que utilizar la no violencia (como hasta ahora) y trabajar para generar un cambio. La movilización ciudadana es el primer paso. Ya vemos cómo les molesta a determinados sectores que la gente opine y participe en la democracia. ¿Por qué les molesta tanto? Pues porque están aferrados a sus privilegios y las manifestaciones supone que podrían perder esos privilegios y tener que dejar el poder. Solo hay que ver cómo el PP saliva cada vez que oye la palabra "elecciones anticipadas". Es lo único que les importa. Agarrar el poder y empezar a manejar todo a su antojo para ganar más dinero, para favorecer a sus empresarios penosos que han hundido a España en el paro, el mileurismo y la contratación precaria como exponentes del crecimiento económico.

Nos mean encima y te dicen que llueve.

Lo único que les importa a los políticos es agarrarse al poder para ser más, para ser alguien, para triunfar y manejar el mundo como les da la gana, al servicio del dinero, de los mercados y de mil chorradas más que no hacen a nadie feliz. Les encanta pavonearse en los medios de comunicación diciendo estupideces e insultando al otro partido de turno. Son tal para cual. Se merecen quedarse en el paro.

Se merecen cobrar el salario mínimo interprofesional español, el más bajo de Europa. Exactamente 641,40 euros al mes. Me gustaría ver a Cospedal o a Rubalcaba viviendo en Madrid con 641 euros al mes y teniendo que pagar una casa, alimentación y transporte y sin dietas.

Medida anticrisis #1: Poner como salario a todos los empresarios, sindicatos y políticos el salario mensual de 641 euros. Razonamiento: los políticos por poner esa cantidad para que sean coherentes. Los empresarios, porque según ellos si cobramos poco la economía se arreglará (y sin embargo, como se callan el alto porcentaje de empresas que evaden impuestos o que se derivan a paraísos fiscales...), a los sindicatos por débiles y complacientes. Ahorro: es muy posible que se ahorrasen más de  10.000 millones de euros al año lo suficiente como para generar nuevos empleos y estimular la economía y el bienestar.

También se puede eliminar el senado...

Quiero una democracia de verdad. Que no me venga un señor a decirme cómo tengo que vivir porque hay un índice por ahí que me obliga a hipotecarme. Quiero políticos que me representen, que me ilusionen, que quieran construir un mundo mejor, que tengan ideas, ganas de trabajar, que sean valientes y se enfrenten a las mafias y a todo el sistema podrido de intereses creados, políticos que defiendan la pluralidad, la libertad, la igualdad, que se comprometan en crear una sociedad no violenta, con libertad de expresión, que huyan de los fanatismos y que no caigan en el sistema bipartidista destructivo que tenemos ahora, políticos que piensen en los problemas de verdad, que propongan alternativas, nuevas ideas, que sepan de qué hablan, que tengan contenido, que deleguen en los expertos los problemas técnicos, que dejen participar a las personas, que no manipulen los medios para salir airosos, que dejen de mirarse el ombligo una y otra vez...

Tal vez no sea tarea de una sola persona sino de muchas que se vayan sumando y sumando en un despliegue primero cibernético y después a pie de calle, de instituciones, de trabajos, de hogares, tal y como está pasando con el #15M, tal vez sea cuestión de esperar a que la gente despierte, tal vez haya esperanza de que se pueden cambiar las cosas y la gente deje de tener miedo al cambio.

Porque el cambio si no lo gobernamos nosotros nos va a gobernar a nosotros.

Simón Hergueta 2011

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Por favor nos interesa tu opinión...