Páginas

sábado, 29 de agosto de 2015

Las legiones romanas

En esta entrada voy a explicar en líneas generales lo que es una legión romana. Como ya sabéis estoy a punto de sacar una nueva novela sobre las guerras cántabras y como tal estoy escribiendo una serie de artículos relacionados con el tema.

La Historia de Roma


La Historia de Roma está dividida en tres partes: a) Monarquía (753 a. de C. - 509 a. de C.) b) República 509 - 27 a. de C. c) Imperio 27 a. de C a 476 d.C. Aquí nos vamos a centrar en el ejército romano en el siglo I a. de C. que es cuando acontecen las guerras cántabras. Ya se han hecho las reformas de Mario y Augusto también introducirá algunas reformas.

Las Guerras Cántabras transcurrieron desde el año 29 a. de C. hasta el 19 a. de C. Duraron un total de 10 años y empezaron con una ofensiva de Estatilio Tauro. Puedes profundizar más en este artículo.

Aspectos importantes de la legión


Para explicar las legiones romanas voy a ceñirme a tres aspectos para que así se te haga más fácil entenderlo bien. Primero hablaré de la organización. Aquí veremos cuáles son las unidades del ejército y cómo se componen. Segundo, hablaré de la jerarquía que como ya veremos es a veces un poco complicada porque mezcla rangos militares con políticos y con administrativos. Y por último,  las armas y el equipo del legionario.

Hay que decir que las legiones romanas fueron un gran éxito en su época ya que eran muy eficientes y ningún ejército del mundo fue capaz de batirlas, salvo alguna excepción. Hay que pensar que funcionaban como un gigantesco lego, en donde todas las piezas desde la infantería pesada, hasta la caballería, la artillería o la infantería ligera auxiliar, encajaban perfectamente formando una máquina militar sólida, ejemplar e indestructible.

Estructura organizativa


Manípulo = 2 Centurias = 160 hombres
Una legión estaba formada por un total de 10 cohortes. Una cohorte está formada por 6 Centurias. 1 Centuria está formada por 10 Contubernios y un Contubernio tiene 8 hombres. Si introducimos el número total de hombres se ve más claro.

1 Cohorte = 6 Centurias = 480 hombres

1 Centuria = 10 Contubernios = 80 hombres

1 Legión = 10 Cohortes = 480 * 10 = 4800 + 480 = 5280 hombres.

Como regla nemotécnica puedes usar la siguiente regla:

1 legión = 10 cohortes 1/10
1 cohorte = 6 centurias 1/6
1 centuria = 10 contubernios 1/10
1 contubernio = 8 soldados 1/8

La primera cohorte que es la más importante y en donde están los mejores hombres y el primus pilus que es el primer centurión. La primera cohorte es doble con lo que tenemos que sumar otros 480 hombres más. Estas son cifras ideales, en la realidad había bajas (morían en combate o incluso deserciones) pero no solía haber reemplazos, además de las Unidades Auxiliares que jugaban un papel muy importante y que a veces doblaban el número.

Como esquema general diremos que una legión sin las tropas auxiliares tiene un total aproximado de 5000 hombres, cifra que es redonda y fácil de recordar y te da una idea clara de la cantidad de hombres. Por ejemplo, en España as Unidades de Intervención Policial tienen unos efectivos de 2744 hombres y mujeres. La mitad que una legión sin auxiliares. Si una legión romana entrara por la Castellana en Madrid, no habría efectivos en España que la pudieran detener, salvo que usaran armas de fuego obviamente, pero en un cuerpo a cuerpo y con armamento similar los antidisturbios no tendrían nada que hacer.
Una legión romana

Esta organización es sumamente eficiente ya que uno de los problemas de infantería es la coordinación y la rigidez a la hora de atacar o defenderse. De hecho, esta estructura ha perdurado hasta hoy en día en los actuales ejércitos de la siguiente forma:

Legión = batallón
Cohorte = compañía
Centuria = pelotón
Contubernio = escuadrón

Jerarquía de mandos


La figura más importante en la jerarquía de alto mando sería el Emperador que es el jefe supremo, luego los primeros ministros que se les llama prefectos de Pretorio y que constituyen el Alto Mando Militar.

En cada legión, el máximo exponente es el General y es quien da las órdenes por encima de todos. Puede ser un cónsul que durante el Imperio fueron una figura más representativa que con poder real y puede mandar varias legiones a la vez o incluso una región o todo el ejército. Antiguamente a los cónsules se les llamaba prétores. El emperador por ejemplo puede ser general de una legión.

Otra figura importante es el Legado que a veces coincide con la figura del general. El Legado en ocasiones se le puede llamar comandante, en especial si tiene bajo su mando una región o varias unidades o legiones. Hay también otros términos como legado imperial proprétor que es el que iría después del Gobernador de una zona. Aquí muchos puestos son de magistratura.
Estos muñecos si que lo tienen claro lo de la jerarquía

Como se ve puede ser bastante confuso la terminología que se utiliza para los altos mandos y saber exactamente hasta donde llegan las responsabilidades de cada uno ya que muchos cargos se solapan, otros están obsoletos y algunos son la misma cosa en la práctica o hay diferencias según la región y la época.

A partir de aquí, entra el mando medio que es mucho más claro, aunque no está exento de sus complicaciones, Aquí tenemos los oficiales.

Hay normalmente 7 oficiales en una legión. Uno es el prefecto y seis son los Tribunos. Aunque podría haber más de un prefecto como por ejemplo dice Tácito al describir la entrada de Vitelio en Roma en el año 69 d.de C. Dentro de los tribunos, hay un tribuno que es Laticlavio y otros cinco tribunos que son angusticlavios. El Tribuno Laticlavio hace papel de consejero y tiene poderes judiciales, suele ser joven, de unos 20 años, y llevan una banda púrpura. Cuando el Legado está indispuesto o ausente suelen ocupar sus funciones.

Los tribunos cuando había una falta grave por parte de un legionario podían mandarlo matar. Los seis tribunos suelen alternarse en el mando y suelen ser aristócratas que cumplen de esta manera una de sus obligaciones cursus honorum o carrera política que incluye cargos militares y políticos. Con ello se ve que no son verdaderamente militares y su experiencia es mínima con lo cual dejarles al mando de una legión es sumamente peligroso. El hecho de que se turnaran solía dificultar las cosas y crear problemas por falta de coordinación. Por todos esos motivos, los tribunos no eran los verdaderos jefes de una legión, por eso existían los legados que en realidad es un alto oficial que tiene la confianza del alto mando militar.

En el siguiente nivel está el centurión. El centurión es la pieza clave en la legión romana que garantizaba la disciplina y la eficacia. En cada cohorte hay de 5 a 6 centuriones y reciben los siguientes nombres: primus pilus, princeps prior, hastatus prior, princeps posterior y hastatus posterior. Normalmente hay unos 59 centuriones por legión.

El primus pilus era el centurión con mayor rango en la legión y el que mandaba a todos los demás centuriones. El cargo se ejercía sólamente durante un año. Por encima tenían, como hemos visto, a los tribunos, al prefecto y al legado. El centurión solía llevar una vara de vid. En las legiones se exigía disciplina férrea y obediencia ciega. Se esperaba que los legionarios fueran máquinas de matar.

Por debajo de los centuriones están los principales y tenemos varios tipos: los optio que son el equivalente a un suboficial y que ayudará al centurión, los portaestandarte (signifer) que llevan los estandartes y por ejemplo el águila (a ese se le llama el aquilifer). Los tesserarius que se encargan de las contraseñas y también había cornetas y músicos. Además los legionarios podían desempeñar ocupaciones como sastre, armero, etc.
Signifer

Los veteranos que por ejemplo permanecían en la legión eran ascendidos al puesto de optio o incluso de centurión. Hay que añadir que el periodo de servicio de un legionario era de 20 años. Las legiones raramente recibían reemplazos con lo cual su número siempre va a ser inferior.

También había personal que no era estrictamente militar como ayudantes de campo, secretarios y ordenanzas. Recibían el nombre de beneficiari. A menudo eran hombres mayores.

Armas y equipo del legionario


A partir de Mario el ejército facilitaba a los legionarios toda su indumentaria. Veámos qué tenían.

Túnica: consistía en una pieza de lana de manga corta que tenía dos trozos de tela cosidos entre sí. Si hacía frío los legionarios se ponían dos túnicas una encima de la otra. Augusto, que era muy friolero, se ponía hasta cuatro túnicas. En general se cree que el color de las túnicas era el rojo o anaranjado.

Hay que decir que el color rojo, junto con el amarillo, era el color más barato y fácil de conseguir para teñir telas.

Taparrabos: se cree que debajo de la túnica llevaban un taparrabos. Aunque hay historiadores que creen que no llevaban nada. Este será uno de los grandes misterios de la humanidad. Ahora bien, hasta pasados varios siglos, los legionarios no llevaron algo parecido al pantalón.

Caliga: sandalias: estaban hechas de cuero y se reforzaban con clavos de metal. A partir del siglo III las sandalias se sustituyen por calzado cerrado.

Subarmalis: esto lo llevaba encima de la túnica. Es como un chaleco acolchado sin mangas.
Lorica segmentata

Coraza: esto es la armadura en sí y el motivo por el que los legionarios fueran considerados infantería pesada. Al principio eran jubones de cuero con pequeños anillos de hierro cosidos y enlazados.

Más tarde, a partir del siglo I, se empezó a utilizar la lorica segmentata. Esta sería la predecesora de la armadura en la Edad Media.

Los altos mandos, tribunos, cónsules, o legados, llevaban una coraza musculada que podían ser de bronce o cuero.

Casco: en la cabeza el legionario llevaba un casco cónico de bronce o de hierro. Solía haber diferentes diseños y modelos pero en general solían tener varios rasgos comunes como carrilleras de metal con bisagras que se unían bajo la barbilla o protección trasera de forma horizontal como tienen hoy los bomberos.

El casco era el único artículo de su indumentaria que se le permitía quitar al legionario cuando cavaba zanjas para hacer trincheras.

Espinilleras: grebae u ocreae. Protegían la tibia y el peroné de cada pierna o al menos la izquierda que era la que quedaba más adelantada en la posición inicial.

Pilum: es la lanza del legionario. Solían llevar dos o tres. Tienen más peso en la punta, son pesadas y el clavarse se doblan con lo que no pueden volver a ser usadas en el campo de batalla. Solían ser de un mínimo de 152 cm a un máximo de 213 cm. Se solía llevar un ejemplar más pesado y otro más ligero.

En la época de los triarii se llevaban lanzas mucho más largas de hasta 250 cm con punta de hierro.

Gladius: espada corta. Tiene una hoja de 50 cm de doble filo con una punta muy afilada para ser eficaz en las estocadas. Se la conocía como espada Hispana ya que se utilizaba el acero de Hispania que era muy bueno. Los golpes dados con una gladius eran terribles pudiendo pudiendo cortar de cuajo brazos con su hombro, cortar cabezas y producir toda clase de heridas horripilantes.
Gladius romana

Más tarde se emplearán un tipo de espada más larga llamada spatha.

Pugio: daga corta. Se llevaba sobre la cadera izquierda.

Scutum: escudo. Es alargado y curvo. Estaba fabricado con listones de madera pegada de forma entrecruzada, interiormente reforzado por otros listones del mismo material encolados con un total de tres capas de listones.

Durante las marchas la parte delantera y algo de la trasera se cubría con una funda de cuero (tegimentum) que lo protegía de las inclemencias del tiempo. El escudo romano solía pesar unos 10 kilos.
Scutum

Es un arma defensiva pero también puede usarse como arma ofensiva, aunque algunos modelos son menos manejables que otros. Se podía golpear al enemigo con su umbo o con sus bordes inferior y superior. Los centuriones no llevaban escudo. Por su parte los portaestandartes y los músicos llevaban un pequeño escudo circular de caballería colgado de una correa de cuero.

Sobre la superficie se solía pintar el emblema de la legión a la que pertenecía.

Espero os haya gustado el artículo y si quieres comentar algo ya sabes. 

martes, 25 de agosto de 2015

Amy y los tiburones egoístas

Un libro que te apasionará
Amy tuvo un sueño. Soñó que era una tiburón. Desde pequeña tuvo que sobrevivir sola al igual que lo hacían los demás tiburones. Cada uno vivía a su aire y así se había hecho siempre. Su instinto la llevó a protegerse con gran agresividad de otros tiburones cuando la comida escaseaba lo cual ocurría cada vez con más frecuencia en el bonito archipiélago en donde vivía.
Pero el problema era que Amy se hacía preguntas. Mientras que los demás tiburones se dedicaban a cazar peces de forma imparable y muchas veces atiborrándose de ellos, Amy pensaba tratando de encontrar un sentido a su vida.
Amy era joven y muy lista y se daba cuenta de que su cuerpo no era una casualidad. Observaba a otros peces y en general todos eran mucho más lentos y torpes que ella. Su cuerpo y sus capacidades eran un auténtico prodigio de la naturaleza a pesar de que sus compañeros, por llamarles de alguna forma, no se daban cuenta de ello y casi siempre estaban quejándose.
Los demás tiburones eran terribles. Cuando no cazaban, discutían entre ellos y en muchas ocasiones se devoraban unos a otros. No existía ninguna sensación de grupo y nadie estaba interesado en ayudarse. Eran asquerosamente egoístas y lo peor de todo es que estaban convencidos de que era precisamente ese egoísmo lo que les hacía tan fuertes ante los demás peces.
Amy no era feliz con aquel tipo de vida. En el fondo ella no disfrutaba tanto cazando y discutiendo sin parar y de buena gana se hubiera detenido a jugar un rato con algún otro tiburón o a charlar  de forma amistosa o incluso a contar un chiste y reírse. Pero cada vez que lo intentaba surgía algún tipo de problema y las cosas terminaban muy mal.
Una noche se acercó a la superficie para contemplar la luna llena.
El efecto de la luna y las estrellas sobre el océano era mágico pues el cielo parecía retorcerse en todas direcciones como si alguien moviera una gigantesca lupa. Amy pasó así mucho tiempo casi aletargada cuando entonces observó algo que nunca había visto.
Un poco más lejos un grupo de delfines nadaba alegremente. Amy se acercó con sigilo para poder observarles con atención. Los delfines no sólo no discutían entre ellos sino que reían y jugaban pasándolo en grande. Daban vueltas en círculos y de vez en cuando uno de ellos saltaba en el aire saliendo del agua y volando durante unos segundos.
Era formidable verlos así.
Como nunca había hablado con nadie, Amy no se atrevió a decir nada. Se quedó escondida en las rocas observándolos hasta que se marcharon.
Cada cierto tiempo los delfines volvían y jugaban de nuevo y Amy iba a su escondite a observarles. Se sentía feliz. Un día cuando los delfines se marcharon decidió intentar hacer un salto y sacar todo su cuerpo fuera del agua. Dio unas cuantas vueltas por el fondo hasta que cogió impulso y saltó hacia afuera.
De pronto se vio en el aire. La sensación fue increíble pues desde allí podía ver la luna y el mar de una forma sorprendente. Eso le animó tanto que dio un salto más fuerte. Con ello consiguió saltar un poco más alto y permanecer unos segundos más en el aire. Desde esa altura vio cosas en las que antes no había reparado.
Había muchas más estrellas y la luna era redonda. Ya no había ninguna lupa que lo deformase todo. Amy estaba tan contenta con su nuevo descubrimiento que se moría de ganas por compartirlo con los demás tiburones, pero estaba segura de que nadie la iba a escuchar y eso la deprimía. Se sentía muy sola y una lágrima asomó por sus inexpresivos ojos.
—¿Por qué lloras? —dijo una voz.
Amy se giró sorprendida y observó ante ella a uno de los delfines que la miraba sonriente. El delfín tenía unos ojos muy expresivos, a diferencia de los suyos, y parecía muy contento. Amy no estaba segura de lo que debía de responder pues nunca había hablado con nadie ya que los demás tiburones nunca querían hablar de nada y si les decía algo te atacaban.
—Vosotros podéis jugar en grupo, ¿cómo es posible?

—Es muy fácil —dijo el delfín pensativo —. Basta con hacer lo correcto.
—¡Pero nosotros siempre estamos peleándonos y discutiendo! —se quejó Amy.
—Lo sé —replicó el delfín —. Tenéis que aprender a entenderos sin que las peleas os destruyan.
—¿Pero cómo? —preguntó impaciente Amy con gran curiosidad.
—Pues dando una serie de pasos. Primero de forma individual y luego de forma colectiva. Creéme si dais los pasos correctos en la dirección correcta seréis un grupo unido y poderoso.
Amy no podía creer lo que estaba escuchando. ¿Era posible cambiar su naturaleza individualista? ¿Era posible dejar a un lado el egoísmo y trabajar juntos? Por un momento pensó que ella no era tan egoísta y que si ella no lo era sería posible que otros tiburones tampoco lo fueran. Un atisbo de esperanza apareció en sus ojos.
—¿Me enseñarás lo que tengo que hacer? —preguntó ansiosa.


—¿De verdad te gustaría aprender? —dijo el delfín.
—¡Por supuesto que sí!
—Es un camino duro, pero si quieres lo podemos intentar. ¿Cómo te llamas? —dijo el delfín.
—Amy, ¿y tú?
—¡Me llamo Jeff! —dijo alegremente el delfín.
Amy se sintió muy animada. Era la primera vez que mantenía una conversación con alguien. ¡Y encima este delfín era tan inteligente y comprensivo!
—¿Te gusta saltar eh? —dijo Jeff.
—¡Me encanta!
Entonces no hablaron más y se dedicaron a saltar en el aire durante el resto de la noche. Jeff le enseñó algunos trucos como por ejemplo hacer cabriolas en el aire o saltar hacia atrás proyectando el vientre hacia el cielo. Amy lo pasó estupendamente y quedaron en verse más veces para empezar con las lecciones.
Pasó el tiempo. Amy creció y se convirtió en un tiburón bien grande y temible por todos los peces mientras Jeff le iba contando los secretos del éxito de los delfines.
Jeff acudió puntualmente a su cita con Amy durante varios meses y le fue explicando cómo podían cambiar su naturaleza egoísta e individualista en otra más generosa, altruista y colectiva. Fue muy preciso en sus explicaciones.
Amy estaba fascinada.
Un día estaban nadando atravesando un banco de sardinas cuando llegó el momento de despedirse pues Jeff y todo su grupo de delfines se iban de viaje a otras aguas. Había llegado el momento de la migración estacional.
—En realidad es todo muy sencillo —dijo Jeff mientras nadaban tranquilamente —. Lo primero es cambiar uno mismo y poder pertenecer a un colectivo sin que pierdas tu singularidad.
—No lo entiendo —dijo Amy.
—Observa las sardinas —explicó Jeff —. Ellas son un grupo y siempre van juntas, sin embargo, cada una de las sardinas ha perdido su individualidad y ya no cuenta. No tienen autoestima.  
—¿Pero no es eso lo que pretendíamos? —protestó Amy.
—¡No! El grupo es importante y es bueno que exista porque es parte de nuestra naturaleza, pero al mismo tiempo el grupo no debe de destruir al individuo.
—¿Quieres decir que tenemos que seguir siendo nosotros mismos aunque pertenezcamos a un grupo?
—¡Esa es la idea! —contestó Jeff —. El grupo debe fomentar la individualidad y el individuo debe cuidar al grupo. Hay que encontrar el punto intermedio. En realidad, eso ocurre constantemente en la naturaleza. Todos formamos parte de algo superior y al mismo tiempo todos somos únicos.
Por fin llegó el momento de la despedida y Jeff se marchó alejándose por el océano que ese día tenía un color turquesa precioso. Nunca más se volverían a ver.
Amy se quedó con las últimas palabras que le había dicho Jeff y las grabó en su memoria. Todos formamos parte de algo superior y al mismo tiempo todos somos únicos. Ahora lo entendía todo y se sentía motivada y capaz de transmitir todos esos conocimientos a los demás tiburones.
Desde luego no iba a ser una tarea sencilla por lo que tendría que hacer acopio de todas sus cualidades y dedicarle una cantidad enorme de paciencia. Así que pensó que sería una buena idea escribir un libro.
Amy despertó de su sueño. Ya no era una tiburón. En realidad era una mujer adulta incomformista y con ganas de cambiar el mundo. A pesar de que todo había sido un sueño, recordaba perfectamente las lecciones del delfín.
Durante varios días Amy fue anotando en un cuaderno todas las cosas que recordaba que le había dicho el delfín. Luego las ordenó y buscó ejemplos de la realidad mediante los cuáles ilustrar las diferentes lecciones.
No resultaba fácil, así que tuvo que esforzarse en buscar buenos ejemplos y en explicar las cosas lo más claro posible. Quería que todo el mundo pudiera entender el proceso que le había explicado el delfín.
En realidad era un proceso que podía ser revolucionario. ¡Abandonar el egoísmo y la individualidad! Por eso pensó que sería un buen título hablar de «Autoayuda».

Amy se sentó delante del ordenador en la habitación de su casa y empezó a escribir el libro. Lo que vas a leer a continuación es el libro que Amy escribió.

domingo, 2 de agosto de 2015

¿Somos los españoles más ricos?

Afirma Cristina Cifuentes que los españoles, sin las políticas del PP, estaríamos ahora en la pobreza. No deja de ser una curiosa afirmación que, como casi todas las que hacen los políticos, resulta muy difícil de probar y en todo caso dependerá de qué fuentes se utilicen y qué se entienda por ser pobre o rico.

Esta afirmación de una política me lleva a escribir esta entrada en donde voy a tratar de explicar la situación económica que hay en España y ofrecer algunos datos e hipótesis que sirvan para entender mejor el panorama económico.

Grecia ha quebrado y otros países van de camino. 
Lo primero que voy a decir es que resulta perturbador que los políticos lancen frases tan positivas cuando se dan estos tres factores puramente objetivos: a) el desempleo en España es del 22,37% según el INE. b) La deuda en España en el primer trimestre del 2015 es aproximadamente de 1 billón de euros lo que supone el 98% del PIB. c) Los países de nuestro entorno, en concreto Grecia, están quebrando.

Así pues tenemos tres elementos que influyen y determinan la economía: el desempleo, la deuda y la posibilidad de quiebra del sistema. Todos ellos están intrínsecamente relacionados ya que son causa o consecuencia unos de otros.

Por ejemplo, la quiebra de un país está directamente relacionada con su deuda y aunque un país grande es más difícil que quiebre puede suceder. De hecho es posible que en los próximos años se den este tipo de situaciones. No olvidemos que Grecia ha quebrado con un 113% de deuda (sobre el PIB) y España está en 98% aproximadamente.

Por otro lado, el desempleo tan alto que hay en España, a veces inexplicable debido a la potencia que somos en turismo por ejemplo o a las posibilidades en algunos sectores, da un índice de que nos movemos en un tipo de economía muy precaria, incapaz de generar empleos a la gente, debido principalmente a dos causas:

a) La deslocalización.
b) La falta de interés de la clase política en ofrecer un marco de empleo.

La deslocalización es el hecho de que muchas empresas se hayan ido a China o a otros países más baratos a producir. A eso hay que sumar las trabas burocráticas y la falta de iniciativa o de inversores debido a que la "economía real" ya no ofrece tantos incentivos. Esto lo explicaré más adelante.
Detroit entró en quiebra en el año 2013 con un
pasivo de 18.500 millones de dólares

Un ejemplo de deslocalización es la ciudad de Detroit y la quiebra técnica de esta ciudad. Detroit se fue a la quiebra por la deslocalización de su industria y llegó a tener un pasivo de 18.500 millones de euros.

Por su parte la clase política, en general trabaja para los lobbies en lugar de buscar el bien del país en su conjunto. Un ejemplo son el favoritismo legal que se ha generado en torno a la industria eléctrica. Por ejemplo Endesa ha tenido unos beneficios del 17% en un entorno que podríamos definir como de crisis.

Ya no es un secreto para nadie que las compañías Eléctricas se han visto favorecidas por los partidos del PP y el PSOE, en detrimento de los intereses de los ciudadanos o de los pequeños inversores.

En España se prohíbe el autoconsumo con energía solar por ejemplo.

En general, los grande lobbies están todos teniendo beneficios, en especial la banca.

Dato curioso: el desempleo en España es muy similar al de Grecia (25,6%) y más alto que el de Letonia, ambos países han quebrado. En Letonia, por ejemplo, el paro sólo es del 17%.

Un poco de historia


Para entender el origen de la situación económica actual en España y mirando un poco más allá de la burbuja inmobiliaria, hay que destacar que nuestra economía se ha visto influenciada por el esquema de Economía Mundial que luego ha adquirido unos matices únicos debido a nuestro entorno. Nos encontramos en una depresión económica por varios motivos históricos que han propiciado el esquema actual mundial:

1) En 1941 mediante el acuerdo de Bretton Woods, se crea el FMI, el Banco Mundial, y lo más importante se pasa del "patrón oro" a algo que podíamos llamar "patrón dólar", es decir, aunque sigue existiendo el patrón oro para el comercio mundial y la balanza de pagos, el dólar queda ligado al valor del oro, pero lo sustituye.

El acuerdo de Bretton Woods tuvo dos consecuencias, una es el hecho de que un organismo no soberano como el FMI pasó a controlar la economía de muchos países (y aún lo hace como vemos con la Troika y Grecia) y la otra consecuencia es que se impulsó el Comercio Mundial, es decir, lo que hoy llamamos Globalización.

La Guerra del Vietnam, muy idealizada por películas como
Apocalypse Now, fue una de las causas de que Nixon
sacara el dólar del Patrón oro cambiando de forma radical
la economía Mundial. 
2) En 1971, Richard Nixon, sacó el dólar del Patrón Oro. Esto hizo que los países pudieran imprimir dinero de forma ilimitada, es decir, de la nada. Esto lo he explicado ya en mi documental La Gran Estafa. Esto quiere decir que el dinero cambió radicalmente su naturaleza y se convirtió en dinero fiduciario, es decir, sin nada que lo respalde como si fueran meras fotocopias, lo cual benefició a Estados Unidos que necesitaba más dinero por la Guerra del Vietnam. La creación de dinero sin control, aunque es causa de inflación, beneficia directamente al que crea el dinero, es decir, al Gobierno y a las entidades financieras.

La consecuencia de todo esto fueron dos: una que la economía ya no estaba basada en cosas reales, se pasó de una economía real basada en balanza de pagos a una economía financiera y dos que los países empezaron a generar inmensas deudas.

Es difícil definir una proporción entre economía real y economía financiera. La economía real tiene un límite, no se pueden producir infinitos coches por ejemplo, siempre hay un número tope. Pero la financiera no tiene límite y no está regulada, con lo cual por cada euro que se mueve en lo real se pueden mover cientos o miles de euros en la economía financiera por medio de productos financieros o derivados.

La economía financiera rápidamente genera esquemas Ponzi y burbujas. Todo el mundo en España (y en otros países) sabe lo que es una burbuja. Por ejemplo en España hemos sufrido una burbuja inmobiliaria. Las burbujas casi siempre suceden en un esquema Ponzi. Te pongo un enlace por si quieres profundizar en el tema.

Para entenderlo rápido, un esquema Ponzi es como empezar a pedir dinero prestado a tus amigos, pongamos 100 euros a cada uno diciéndoles que les vas a pagar en una semana 150 euros. A algunos se lo puedes pagar y pronto puedes tener grandes cantidades de dinero, sobre todo si se corre la voz, pero no pasará mucho tiempo hasta que tengas deudas impagables y entres en bancarrota.

Un ejemplo algo perverso y singular de esquema ponzi es la seguridad social. En concreto las pensiones se financian en España mediante un sistema de reparto orgánico. Si los pensionistas crecen y crecen y los trabajadores activos disminuyen, llega un momento en que las pensiones se van a comer todo el presupuesto del Estado y aún así no va a ser suficiente.

Así es como funciona la economía por ejemplo de Estados Unidos o de España. Por ejemplo, nosotros vamos pidiendo dinero a nuestros amigos con la promesa de darles buenos intereses, eso es la Emisión de Deuda, sin embargo, como es fácil de comprobar, la Deuda Española, sigue creciendo y ya casi iguala al PIB y sigue en aumento con lo que las futuras generaciones se van a encontrar un panorama desolador, es decir, con una deuda tan grande que se podría entrar en bancarrota.

Hasta ahora la solución a la futura bancarrota por parte del Gobierno Español (sin importar  el partido político), ha sido básicamente: a) seguir en el esquema Ponzi y seguir generando Deuda. b) Pagar los intereses de la deuda a los bancos e inversores, de ahí que por ejemplo Goldman Sachs esté mejor que nunca y c) Recortar servicios sociales, empleos y salarios públicos y aumentar impuestos, es decir, pasarle el muerto a la población activa.

Hasta ahora, España no ha entrado en bancarrota porque Mariano Rajoy se muestra sumiso ante las demandas de Merkel y la Troika, que como habrás imaginado, representan principalmente los intereses de la banca y los inversores en Deuda.

Consecuencia: los inversores y la banca alemana y francesa (sobretodo) se hacen muy ricos mientras que los españoles nos hacemos más pobres.

3) En 1999 Bill Clinton derogó la Ley Glass-Steagall. Esta Ley y para que lo entiendas fácilmente, surgió como consecuencia de la Gran Depresión de 1929. Lo que hace la Ley es poner medidas anti especulación, es decir, se obligó a los bancos a diferenciar entre dos tipos de depósitos, los de ahorros y las inversiones y a disponer de toda una batería de medidas reguladoras que frenasen la especulación.

Puedes ver mi documental sobre la Gran Depresión aquí por si te interesa encontrar paralelismos entre la Gran Depresión y la Crisis de las Hipotecas Subprime.

Una de las consecuencias que ha tenido la derogación de esta Ley por parte de Clinton y con el apoyo de Margaret Thatcher, ha sido la Crisis de las Hipotecas Subprime del año 2007, que fue el segundo Gran Batacazo de la economía a nivel Mundial.

Consecuencia: el mercado financiero, Wall Street, queda libre de ser manipulado por nuevos amos del mundo poseedores de grandes fortunas.

4) Crisis de las hipotecas subprime que está muy bien explicada por Leopoldo Abadía y su teoría de la crisis Ninja (con un poco de humor por supuesto). Al bajar los tipos de interés, los bancos ofrecen hipotecas a gente sin ingresos y esas hipotecas las esparcen por el mundo por medio de productos financieros siguiendo un esquema muy similar al esquema ponzi ya comentado.
Goldman Sachs, JP Morgan, 

Hay un documental muy bueno y mucho más serio que lo que cuenta Leopoldo Abadía y se llama Inside Job. En este link tienes comentarios en español de Santiago Camacho sobre la película.

Llega un punto en que todo eso se cae y no se puede mantener. Se pincha la burbuja y se da una crisis en cadena en donde curiosamente se rescata a las empresas financieras (bancos) y algunas empresas se ven muy favorecidas, un ejemplo Goldman Sachs. Pero hay muchos otros como JP Morgan, AIG y las famosas Fannie Mae y Freddie Mac. Algunas de estas empresas quiebran estrepitosamente, como es el caso de Lehman Brothers, sin embargo, sus ejecutivos hacen el negocio y la estafa del siglo.

En España, toda esta crisis se traduce en la Crisis de las Cajas de Ahorro, en donde se mezclan varios elementos. Por un lado, la crisis de las hipotecas subprime que afectan a estas entidades, por otro el mercado burbuja inmobiliario español que sigue en expansión hasta que "pincha" y por último, la corrupción política española tanto de unos como de otros (no se salva casi nadie).

Aquí te dejo un enlace de la cronología de la crisis de las hipotecas subprime.

La burbuja inmobiliaria española ha tenido diversas consecuencias. Una de ellas es que se ha tenido que "rescatar" entidades con dinero del contribuyente. El monto total de estos rescates es bastante oscuro, pero me atrevería a definirlo entre un mínimo de 40.000 millones de euros (que es la cifra oficial reconocida) y unos 100.000 millones de euros. Lo más probable y lo que admite la UE es que la cantidad esté en torno a los 80.000 millones de euros.

En esta noticia, por ejemplo, la suma del rescate es de unos 60.000 millones de euros.

Solo hay que pensar que el gasto en Educación de España está en torno a 50.000 millones de euros, cifra muy inferior al dinero dedicado al rescate de la banca.

Estos son cálculos basados en lo que dicen los medios que no incluyen la creación del banco malo, lo cual es ora estafa de proporciones bastante alarmantes que podría subir el monto a más de 150.000 millones de euros lo que ha sido el rescate a la banca española. Además, todo el mundo sabe ya que las cifras negativas son maquilladas una y otra vez, para que aparenten siempre menos gravedad de la que tienen.

Eso es lo que hizo Goldman Sachs con la Deuda Griega y así van.

Te dejo un enlace sobre la burbuja inmobiliaria en España que lo explica muy al detalle.

Otra consecuencia brutal para los ciudadanos es el aumento de los desahucios a las familias que no pueden pagar. Habrá casos en donde haya habido irresponsabilidad a la hora de comprar, pero muchos son tremendamente injustos y le podría pasar a cualquiera.

Algunas fuentes hablan de que ha habido unos 170.000 desahucios en España desde el inicio de la crisis y no parece que vaya a frenar por el momento incluso con las nuevas alcaldesas de Madrid y Barcelona, Ada Colau y Manuela Carmena, favorables a proteger a la familia.

5) Como reacción a la crisis, Obama en Julio de 2010 aprueba la ley Dodd-Frank que de nuevo trata de regular el mercado financiero. Una de las cosas que promueve esta ley es que si una institución financiera muy grande entra en quiebra no se la rescata a toda costa con el dinero de los contribuyentes si no que se la deja caer de forma ordenada.

Las consecuencias


Gobernados por un sistema corrupto de gran calado (no son casos aislados sino la norma), los políticos españoles, junto con la banca y los constructores montan un esquema Ponzi de grandes ganancias en donde se gastan el dinero del contribuyente. Esto ocurre durante años y años y la mayoría de los ciudadanos no nos enteramos de casi nada ya que los medios de comunicación están controlados por grandes grupos y bien que nos tienen entretenidos con chorradas y fútbol.
Cuesta creer que la corrupción en España son simples
"casos aislados" como tratan de hacernos creer.
Foto: operación púnica. 

Además algunos ciudadanos se suman al carro y especulan con viviendas, compran y venden y ganan mucho dinero con ello, mucho más que trabajando en cualquier cosa. Esto propicia un clima de tolerancia a la corrupción y al propio Esquema Ponzi que se percibe por los políticos como "bueno para la economía".

Como resultado de todo esto y de algunas cosas más nos quedamos con:

a) Una deuda de casi 1 billón de euros que no sabe nadie cómo resolver y que genera dependencia de inversores sin escrúpulos y del FMI.

Dato curioso: Islandia se fue a la quiebra por una deuda de 50.000 millones de euros. Con un PIB de 8.500 millones, inferior a lo que Gallardón se gastó en obras faraónicas en Madrid por un importe de 10.000 millones de euros que tardaremos años y años en pagar.

b) Un desempleo de más del 20% con pocas garantías de que baje (no ha bajado en los últimos 20 años apenas) con unas condiciones laborales cada vez más penosas, menos sueldo y menos derechos.

c) Una creciente deslocalización. Las empresas se marchan de España a países muy baratos a producir. Nos quedamos sin tejido empresarial.

d) Inexistencia de un caldo de cultivo para el crecimiento empresarial y el fomento de la innovación y la creación de empresas. Esto se debe a la política de lobbies de los gobiernos y a una clase empresarial española en su mayoría enquistada en el tráfico de influencias.

Con este esquema, ¿alguien en su sano juicio se cree todavía que los españoles somos más ricos?

El futuro


Nadie sabe lo que va a pasar en el futuro y menos ahora que los cambios son más rápidos. No podemos saber exactamente qué va a pasar pero sí podemos especular un poco basándonos en tendencias que se puedan observar y medir.

La economía del futuro va a estar influenciada por todos los temas que se han tocado ya en esta entrada: la deuda, el dinero fiduciario, la desregularización de los mercados financieros, el desempleo, los recortes, la deslocalización, el lobbismo y otras variables.

La verdad que no pinta todo esto un futuro económico muy favorable para los pobres ciudadanos. Una consecuencia de todo esto por ejemplo podría ser la quiebra de los sistemas de pensiones o incluso, lo cual no es nada descabellado, la quiebra (o default) de más países, España entre ellos.

Hay dos fenómenos que van a influir en la economía (puede ser para bien o para mal ya veremos) que no se han mencionado en este artículo:
El calentamiento global podrá afectar
seriamente a la economía.

A. La futura y previsible crisis medioambiental: en mi documental el día en que salvamos la Tierra lo explico en detalle. El calentamiento global puede acarrear serias consecuencias a la economía del mundo y ya existen múltiples evidencias científicas de que puede tener consecuencias graves.

Una consecuencia del calentamiento global es la caída de la economía mundial en un 20% según un estudio para el gabinete de Tony Blair que se hizo en el año 2006.

B. El desarrollo tecnológico y la expansión de internet a todos los ámbitos: Si repasamos la historia de internet y el futuro de internet, ambos documentales que ya tienen unos años, vemos que la sucesión de acontecimientos en el ámbito de la tecnología es increíblemente dinámica y sobretodo exponencial.

Sin duda esto va a afectar al equilibrio de poderes ya que el conocimiento es una fuente de poder cada vez más ligada a los cambios y descubrimientos tecnológicos que afectará al PIB de los países del mundo.

Para terminar


Y por último, después de analizar y describir e panorama económico de España, se puede terminar diciendo que estamos en un periodo bastante incierto con muchísimas incógnitas que nadie sabe a ciencia cierta cómo se van a desarrollar.

Probablemente con muchas oportunidades pero también con enormes amenazas. Así que no es momento por parte de la clase política de seguir gobernando a base de mentiras y de mensajes panfletistas sin contenido real.

En conclusión, los españoles no es que seamos más ricos, es que estamos al borde de un gran precipicio que como no hagamos nada, caeremos de lleno en él.