Páginas

lunes, 14 de abril de 2014

La Gran Estafa (La teoría de las puertas giratorias)

Dejo aquí la entrevista que me hicieron en la CADENA SER sobre el tema de las puertas giratorias (Mi parte empieza en el minuto 19:30) a raíz del documental que hice recientemente sobre dicho tema. Para ver el documental lo puedes visionar  aquí:



A continuación voy a facilitar algunas de las fuentes que he utilizado en el documental cuya hipótesis principal es que los políticos trabajan principalmente para los intereses de grupos concretos (lobbies) y no para la gente de la calle, el ciudadano común, que es precisamente el que les ha votado.

Como siempre, no me creo en posesión de la verdad. Este documental intenta movilizar el pensamiento de la gente común, explicando cómo el sistema financiero, político y monetario está diseñado principalmente para salvaguardar los intereses de unos pocos y cómo este modelo perjudica por completo a la clase media. Lo mismo pasa cuando proponen bajar los salarios. No puede haber una política más insolidaria e hipócrita. Lo explico en este otro vídeo de la Estafa de los Salarios.
Las conexiones perniciosas de lo privado y lo público

Al final del vídeo se proponen algunas líneas de acción. La mayoría ya han sido debatidas y estudiadas por mucha gente y son viables si se pusiera empeño en ello. Por ejemplo, establecer una tasa a las transacciones financieras equilibraria el cociente entre economía especulativa y economía real girando a favor de ésta última y tendría consecuencias muy positivas en la gestión de la deuda pública.

Volver a la Ley Glass-Steagall

Otra medida, que no se menciona en el vídeo, pero que es muy constructiva es aplicar de nuevo una formulación de la Ley Glass-Steagall. Esta ley es bien sencilla. Se trata de separar la banca de inversión de la banca de depósitos. Por ejemplo, un banco no podría especular con los ahorros de una persona y arriesgarse a perder ese dinero. Si hubiera habido una ley así, la crisis de las hipotecas basura del 2008 no hubiera acontecido.

Obviamente lo que beneficia a la clase media no suele beneficiar a los lobbies así que éstos harán todo lo posible para frenar iniciativas de este tipo y otras similares que equilibren la balanza. Los lobbies tienen a mucha gente con gran talento cobrando mucho dinero y trabajando full-time para defender sus intereses en todo el mundo, la clase media no.

Además, la clase media sufre de dos grandes enfermedades que son: el escepticismo y la pasividad generada por el conformismo. Si estos males lo sufrió la clase media en la Alemania Nazi, ¿Cómo no los va a sufrir ahora cuando los problemas son mucho más livianos en comparación?

El escepticismo es pensar que no se puede hacer nada y por lo tanto inhibirse de tomar decisiones o realizar acciones. Mientras que el conformismo es seguir la corriente de lo establecido, como todo el mundo no hace nada, yo tampoco, como todo el mundo es corrupto, nosotros también.

He aquí las fuentes (esto no quiere decir que esté de acuerdo con todo lo que dicen estos autores o medios):

Matt Taibbi. "Cleptopía". Lengua de Trapo. (2011).
Arianna Huffington. "Traición al sueño americano: cómo los políticos han abandonado a la clase media". Taurus. (2010).
Diversos autores. "Actúa: 12 llamadas a la acción frente a la crisis económica, política y social". Editorial Debate. (2012).
Santiago Camacho. "La troika y los 40 ladrones". La esfera de los libros.
Artículo del Time: Revolving doors.
Ha Joon Chang. "23 things they won't tell you about capitalism". Amazon.
The Robin Hood Tax. Otro enlace aquí para unirte a la lucha.
Wikipedia: tiene un artículo titulado "Revolving doors" con multitud de enlaces y referencias de carácter internacional.
Inside Jobs: documental que explica cómo se generó la crisis del 2008 de las hipotecas subprime.

Como siempre estaré encantado de debatir sobre el tema.