Páginas

domingo, 20 de octubre de 2013

Fragmentos

Palabras, palabras que me dicen ven, a un mundo del que no puedo renunciar; fragmentos, fragmentos que me hacen sentir cosas inevitables, llantos desordenados de una canción olvidada, ritmos perdidos en un hueco interminable y por encima el vacío de las cosas que nos envuelven recordándonos la miseria, la proximidad de la muerte y el final que todos los seres tienen.

¿Cuántos huecos hay que llenar para alcanzar el punto de partida? ¿Y después qué es lo que llega? Palabras que liberan el espíritu atenazado por la alienación. Un instante de lucidez en el trabajo perpetuo. Un mundo olvidado. Tal vez el caos, tal vez el recuerdo de lo que no llegó a ser nunca nada.