Páginas

jueves, 24 de octubre de 2013

Por qué voy a la huelga

El principal motivo de esta huelga para mí es que el Gobierno de este país ha dado prioridad absoluta al rescate de la banca y les ha inyectado miles de millones de euros (cuando se supone que no hay dinero) y además con la vergüenza de pagar salarios e indemnizaciones millonarias a unos gestores pésimos e incompetentes que han negado la crisis hasta el último momento pero que han sabido sacar tajada del dinero que pagamos todos los españoles para pagarse sus mansiones y lujos.

El rescate a la banca en España algunos lo cifran ya en 100.000 millones de euros. Además la deuda pública supera ya el billón de euros, el 98% del PIB.

Mientras eso ha ocurrido y ocurre aún, algunos siguen defendiendo ese modelo incluso después de haberse demostrado ya que han estafado a media España con las preferentes por ejemplo o con los recortes en Sanidad. Lo defendía el señor Serra recientemente, lo que demuestra que algunos ven rentable la mentira pese a todas las evidencias.

No hay que olvidar que si las cuentas del Estado estuvieran de verdad saneadas no tendría que haber recortes. Y no hay que olvidar que el déficit público lo han generado los políticos NO la comunidad educativa. Así que las palabras de Monserrat Gomendio no pueden ser más estúpidas, sin base argumental y con la malicia de querer cargar las tintas.

No se sostiene que los recortes son de verdad necesarios e inevitables. Al final es un juego de intereses como hemos visto muchas veces ya en el programa "Salvados". Las declaraciones de Gomendio son incongruentes con la realidad y las emite con la idea despreciable y ruin de querer desprestigiar a la comunidad educativa y tratar de enfrentar a los docentes con los padres.

Este es el nivel de políticos que tenemos en España. Unos carroñeros de votos que hacen y dicen lo que les dictan los lobbies de turno o sus partidos en representación de intereses particulares.

Mientras acontece ese derroche de dinero para favorecer a una minoría corrupta nos venden la idea de que hay que recortar en educación porque no hay dinero.

Y ahí empiezan a recortar profesorado, luego se encargan de desprestigiarlo, después aumentan los ratios diciendo que eso no afecta al nivel educativo y cosas similares que cualquier docente que conoce el mundillo se queda sorprendido.

Nos siguen vendiendo la idea de que esos recortes son buenos para la calidad de la educación y que el fallo está en el sistema educativo que es muy malo.

El fallo no está en el sistema educativo. El fallo está en los gestores que no se ponen de acuerdo en buscar el bien común.

La calidad de la educación depende de muchas cosas, de muchísimas. Cualquier discurso simplificado se vuelve inmediatamente demagógico. Pero como todo, la educación necesita dinero y mucho ya que es una prioridad de Estado o debería serlo. Eso es una obviedad.

Que no digan que hay que ahorrar. Que ahorren en la banca y en los salarios desproporcionados de sus gestores. Que ahorren en los lobbies eléctricos que están amasando fortunas a base de toda la población. Que ahorren en las embajadas que tienen por todo el mundo con un derroche de medios vergonzoso. Que ahorren en la construcción de edificios institucionales. Que ahorren en las ayudas a empresarios que no necesitan ayudas.

Pero por favor no ahorréis en la educación porque ahí está el futuro.

Este modelo de recortes me llega a plantearme lo siguiente:

El Gobierno propicia unas leyes que favorecen a ciertos sectores para invertir en educación privada. Esos modelos no buscan la calidad en la educación sino que buscan principalmente la rentabilidad económica. Curiosamente en este país, la comunidad religiosa y ciertos sectores conservadores tienen enormes intereses en la educación en todos sus ámbitos, tanto en el editorial como en los colegios privados y concertados.

¿Hay que unir los puntos para ver a quién y cómo se está favoreciendo con esta nueva Ley?

Por otro lado en todo esto hay un componente ideológico. ¿Por qué se empeñan los diferentes gobiernos españoles de hacer del tema educativo su principal campo de batalla? ¿Por qué no hay un pacto de Estado que asegure una estabilidad en las normas?

Respuesta: porque no les interesa la educación. Como siempre les interesa sacar tajada económica. Así de simple y claro. Con lo cual van a hacer una Ley, complicada y obtusa, que favorezca el negocio.

Por todos estos motivos me sumo a la huelga.



domingo, 20 de octubre de 2013

Fragmentos

Palabras, palabras que me dicen ven, a un mundo del que no puedo renunciar; fragmentos, fragmentos que me hacen sentir cosas inevitables, llantos desordenados de una canción olvidada, ritmos perdidos en un hueco interminable y por encima el vacío de las cosas que nos envuelven recordándonos la miseria, la proximidad de la muerte y el final que todos los seres tienen.

¿Cuántos huecos hay que llenar para alcanzar el punto de partida? ¿Y después qué es lo que llega? Palabras que liberan el espíritu atenazado por la alienación. Un instante de lucidez en el trabajo perpetuo. Un mundo olvidado. Tal vez el caos, tal vez el recuerdo de lo que no llegó a ser nunca nada.